El cuerpo y el intelecto infantil

 

Psic. Ed. Ulises Espino

 

Estimulando los sentidos

 

Estimulando los sentidos se genera actividad cognitiva, el cerebro se activa y mediante esta activación se genera respuesta motriz. Cuando un niño observa como un crayón desprende color es el momento justo de la estimulación de su sentido de la vista, enseguida en su cerebro se genera actividad por el agrado que le produce observar esos colores y la respuesta motriz es continuar empujando el crayón en la superficie que este coloreando… Así es como se unen las experiencias motrices con el desarrollo del intelecto (cognición). 

 

Se puede comprender entonces, que mientras mayores experiencias motrices tenga un niño mayor será su desarrollo del intelecto (cognitivo), ahora sabemos además que estas experiencias deberían estar sobre todo relacionadas con la estimulación de los sentidos. Llámense  entonces experiencias sensoriales por dirigirse al trabajo específico con los sentidos del cuerpo humano en la infancia.

 

Sonidos, sabores, olores, colores, tersuras llegan a las neuronas infantiles y entonces éstas generan diversidad de movimientos motrices en el niño. Las sensaciones son la comida con la que se alimenta el cerebro.

 

El cerebro debe organizar las sensaciones para que el niño aprenda a moverse y comportarse adecuadamente, sin estimulaciones de los sentidos, las sensaciones no serán digeridas por el cerebro y no nutrirán al cerebro. En cambio con una vasta gama de experiencias motrices el cerebro irá integrando significados a cada sensación, cuando todo lo que tocamos, olemos, escuchamos, saboreamos, vemos tiene significado es cuando el proceso sensitivo está culminando y el intelecto (cognición) se está estirando de manera positiva.

 

Ejemplo: El niño ve un lápiz (estímulo), siente que es un tubo delgado (sensación), piensa que es un lápiz (interpretación-significado), puedo escribir –piensa- y lo hace (comprensión-respuesta motriz).

 

Este proceso sensorial (estimulación de los sentidos) se inicia cuando el niño es un feto dentro de mamá, siente los movimientos del cuerpo de su madre, su voz, su calor, su tranquilidad. Y se culmina a los 7 u 8 años de edad cuando el niño necesite aprender habilidades mentales y sociales más complejas.

 

¿Cuáles son los sentidos más importantes? Existen más sentidos de los que comúnmente conocemos, veamos:

 

Sistema táctil: Tacto

Sistema vestibular: Equilibrio y movimiento

Sistema Propioceptivo: Conciencia de dónde se encuentra nuestro cuerpo

Sistema visual: Visión

Sistema auditivo: Escuchar

Sistema gustativo: Sabores

Sistema olfativo: Oler

 

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO SIGA LA LIGA, LO MANDARÁ A LA PÁGINA DEL TALLERISTA:

 

EL CUERPO Y EL INTELECTO